Batalla por Mosul: descubren dos fosas comunes y un “campo de exterminio” del Estado Islámico

Bagdad (Agencias).- Dos fosas comunes, con cuerpos de miembros de la minoría yazidí perseguida por el estado Islámico (EI o Daesh, por su acrónimo en árabe), fueron descubiertas en el norte de Irak, en el marco de la ofensiva lanzada el pasado 17 de octubre por el Ejército iraquí y los peshmerga kurdos. Quien lo refiere es un funcionario local, según el cual el hallazgo fue efectuado “en el pueblo de Umm al Shababik”, en la región noroccidental de Sinjar, ubicada entre Mosul y la frontera siria.

En declaraciones recogidas por la Agencia France Presse (AFP), el intendente de Sinjar explica que las dos fosas comunes, conteniendo nueve cuerpos cada una, distan 150 metros la una de la otra. Después de tan “macabro descubrimiento”, añade el funcionario, son 29 el número de fosas halladas en la zona de Sinjar desde el año pasado, cuando las fuerzas que luchan contra Daesh retomaron el control de la zona.

En Sinjar se concentra la gran mayoría de la comunidad kurdo-fona yazidí; según el intendente de la ciudad, en las fosas fueron hallados al menos 1.600 cadáveres.

Fieles de una religión pre-islámica, los yazidíes son considerados herejes por parte del Estado Islámico, que ha reservado a los miembros de esta minoría un trato particularmente cruel.  Los yihadistas han ajusticiado a los hombres y han convertido a las mujeres en esclavas sexuales.

En marzo de 2015, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) definió el ataque de Daesh a los yazidíes como un “intento de genocidio”. Según los líderes de la comunidad, casi  3.000 mujeres seguirían hoy en manos de los yihadistas, y serían frecuentemente usadas como objeto sexual o vendidas de un miliciano a otro como esclavas.

Por su parte, el Ejército iraquí informó estos días del hallazgo de una fosa común con los restos de unos cien civiles decapitados en la ciudad de Hamman al-Alil, al sur de Mosul, que fue arrebatada el pasado 5 de noviembre al Estado Islámico.

La fosa se encuentra en los terrenos del instituto agrícola local, según un comunicado de la oficina de información militar del Ejército. Por el momento no está claro si las víctimas fueron ejecutadas recientemente.

Los soldados localizaron la fosa de Hamam al-Alil al ser atraídos por el fuerte olor que se advertía durante el avance sobre la ciudad. Testigos oculares refieren que la fosa fue localizada “en un área sin cultivar” que “se asemeja a un vertedero”.

Según los expertos, la zona está sembrada de minas antipersona, colocadas en el terreno por los yihadistas antes de su huida. Por este motivo, en las operaciones para recuperar los cadáveres y el análisis del área se procede con extremada lentitud y cautela.

Según lo referido por Abdul Rahman al-Wagga, miembro del consejo provincial de Nínive, los milicianos de Daesh usaban la escuela agrícola como “campo de exterminio”. En su interior habrían muerto cientos de personas en los días previos al ingreso del Ejército iraquí.  “Torturaban a las víctimas – explica el miembro del consejo – y luego las conducían afuera, al área agrícola, donde las mataban disparándoles o degollándolas”.

Un estudiante de ingeniería llamado Tarik cuenta cómo era la técnica utilizada por los yihadistas para hacer salir a las personas que estaban escondidas. “Alineaban uniformes y se hacían pasar por soldados iraquíes. Cuando los civiles salían de sus escondites para recibirlos – lamenta – los ajusticiaban. Incluso a un niño de un año le dispararon una bala en la cabeza”.

Desde el inicio de la ofensiva emprendida para reconquistar Mosul a mediados de octubre, la ONU ha recibido diversos informes conteniendo denuncias de nuevas atrocidades cometidas por el Estado Islámico.

Las Naciones Unidas también advirtieron hace unas semanas de que los yihadistas podrían haber matado a decenas de civiles desde que las fuerzas iraquíes lanzaron la batalla por el principal feudo del grupo yihadista en el norte de Irak.

En el pasado, las milicias de Daesh ya se habían manchado las manos con crímenes brutales, entre los que figuran los homicidios en masa y la sepultura de cuerpos en fosas comunes.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario