Visita del Padre Luis Montes a Colombia

Compartir con un sacerdote misionero en Irak por más de 20 años,

que ayuda a los cristianos perseguidos fue una gran gracia de Dios

para mi.

 

En esta frase podría resumir todo lo que diré a continuación de la visita de este querido sacerdote al que hoy considero un gran amigo.
Tuve la oportunidad de estar con él durante 10 días en 4 diferentes ciudades de Colombia, acompañándolo a dar su testimonio en diferentes parroquias, medios de comunicación y universidades, pero mas que hablar del programa de actividades que tuvimos con el Padre Luis, quisiera hablar de su persona, lo poco o lo mucho que pude conocer de él.
El Padre Luis,  es un sacerdote que en todo momento permanecía alegre y a donde fuera hacia reír a cualquier persona. Su don para hacer amistad con cualquier tipo de persona fue una de las primeras cualidades que note de él y aprendí. Su fortaleza y capacidad de servicio me sorprendieron, a pesar de la apretada y ocupada agenda de actividades que tenia nunca se quejo de cansancio y puedo decir que yo siendo seguramente  20 años más joven que él si me cansaba bastante y de vez en cuando me quejaba.
Padre Luis Montes

Padre Luis Montes en Colombia

Gracias a Dios pude aprender varias cosas del testimonio y amistad del Padre Luis, pueden parecer sencillas al leerlas pero para mi hoy en día son fundamentales para ser un verdadero cristiano:

Primero: Sobre la autenticidad del cristiano

 

Después de mi confesión con él, le pregunte – ¿ Que le diría a un cristiano de occidente para que fuera un cristiano autentico según el ejemplo de los cristianos perseguidos de oriente? Él me respondió:
Debes tener deseo, el querer, las ganas de ser santo, de buscar la santidad, debes quererlo,querer seguir a Jesús y pedirle a Dios que te de la gracia de querer ser Santo.
Puede sonar a una respuesta cliché o típica que diría cualquier persona y que quizás yo ya había escuchado en otro momento. Pero creo que Dios tomó la palabra , la voz del Padre Luis para que realmente escuchara estas palabras. A veces por nuestra rutina diaria, los problemas, situaciones o quizá por nuestra propia “cultura occidental” nos complicamos para entender y vivir el Amor de Dios y el cristianos. Dios por medio del padre Luis me hizo entender que el ser un verdadero cristiano es sencillo solo hay que “querer” , hay que “quererlo ser” y que si Dios ve en corazón del hombre ese deseo , ese querer Dios lo ayudará para que pueda ser su discípulo fiel, que le sea fiel en toda situación cotidiana o extrema como en el caso de los cristianos perseguidos (aunque en el caso de los cristianos perseguidos se volvió cotidiano que los persiguieran).

Segundo: Por otro lado, la “alegría del cristiano”

 

Un verdadero cristiano que se ha encontrado con Jesús vive alegre. Esto lo pude entender con los diferentes testimonios e historias que nos contó el Padre Luis. En medio oriente los cristianos obviamente sufren por su situación pero se alegran en el sufrimiento al saber que por Jesús, por la misma causa de Jesús son perseguidos como Él fue perseguido. El Padre nos contaba una frase que decían los cristianos perseguidos de oriente después de cada atentado o mala situación que vivían por la persecución

“Dios es generoso”. Imagínense la comprensión que tiene de Dios y la forma de vivir a Dios de estos nazarenos, después de sufrir tanto ellos siguen diciendo “Dios es generoso”, este es el verdadero ejemplo cristiano. Dios es fiel y por su fidelidad a su pueblo el nos compartirá hasta su cruz por la conversión y salvación de los hombres.

 

Padre Luis Montes y la Ayuda a la Iglesia Necesitada Colombia

Padre Luis Montes y la Ayuda a la Iglesia Necesitada Colombia

Fue y es una bendición y gracia poder conocer al Padre Luis. Oro a Dios para que lo proteja, le de fuerzas en su ministerio y le cumpla su deseo de ser mártir aun cuando muchos no lo queramos para él por el apego humano. Pero bueno, esta es la forma más rápida de ir al cielo, así que Señor: Dale al Padre Luis Montes las gracias que él te pide y si es tu voluntad esa hermosa gracia del martirio.
Atentamente,
Nicolás
Nazareno
Bookmark : permalink.

Deja un comentario