Solemnidad de la Asunción de la Virgen María al Cielo

Arzobispo de Erbil:

 

La Asunción, esperanza para el futuro de los cristianos de Mosul

 

Más de dos mil fieles, muchos de los cuales refugiados, han participado a la solemne celebración eucarística. Mons. Warda habla de “fiesta de la entera comunidad”, posible gracias a la obra “voluntaria” de decenas de jóvenes. La diócesis puso a disposición autobuses para el transporte gratuito de los centros de acogida. La situación “mejoró”, pero necesitamos todavía “ayudas”.

Celebración de la Asunción en Mosul

Celebración de la Asunción en Mosul

IRAK – 17/08/2016
Erbil (AsiaNews)- Una “gran celebración”, una “jornada de fiesta” a la cual han participado “más de dos mil fieles, muchos de los cuales eran refugiados” de Mosul y de la llanura de Nínive, escapados a Erbil y al Kurdistán iraquí en el verano de 2014 con la llegada del Estado islámico (EI). Así el arzobispo de Erbil, Mons. Bashar Warda cuenta a AsiaNews las celebraciones de la fiesta de la Asunción, realizadas el 15 de agosto pasado en Ankawa, el barrio cristiano de la capital del Kurdistán iraquí.

“Fue una fiesta para la entera comunidad-agrega el prelado- hecha posible gracias a la obra de decenas de jóvenes que han trabajado de la mañana a la noche tarde para preparar las estructuras”.

La arquidiócesis, prosigue Mons. Warda, puso a disposición “autobuses gratuitos para los refugiados, para transportarlos de los varios centros de acogida al lugar de las celebraciones”. Para ellos agrega, fue la “primera celebración a nivel comunitario a la cual han podido participar en dos años”.
Y para la misma arquidiócesis, agrega, se trató de un “momento de gran fiesta”, porque “el año pasado no se pudo organizar una gran celebración porque estábamos todavía en el pleno de la emergencia humanitaria”. Este año, en cambio, la situación “mejoró levemente, si bien las dificultades permanecen”.
En la noche entre el 6 y 7 de agosto de 2014, centenares de miles de personas han dejado sus pueblos en la llanura de Nínive, de Qaraqosh a Karameles, de mayoría cristiana, encontrando refugio en Erbil y en otras áreas del Kurdistán. Mons. Warda estuvo siempre en primera línea en la obra de asistencia y ayuda. Para las familias cristianas evacuadas AsiaNews, lanzó una campaña: “Adopta un cristiano de Mosul”, que continúa después de la emergencia inmediata para responder a las necesidades de un largo período.
En la homilía el prelado recordó: “la respuesta de María a Dios”, su “sí con el cual se consignó a Él, a través del servicio, la decisión”. Y además, la “respuesta de fe de Isabel” que debe servir de ejemplo “para todos los refugiados”, porque también para ellos “está esta llamada al servicio”.
Como diócesis Erbil – que, en los días pasados, festejó la consagración de tres nuevos sacerdotes – “fuimos bendecidos por tener entre nosotros a los refugiados” porque son un testimonio viviente “de la necesidad de misericordia que se ejercita a través del servicio” a los otros. “Ahora la situación mejoró respecto al pasado- concluyó Mons. Warda- porque logramos cerrar dos centros y transferir a las familias a casas. Ahora el objetivo es cerrar también el centro de Mar Elian. Sin embrago, las ayudas son siempre importantes porque es gracias a las donaciones del extranjero que logramos pagar los alquileres de las casas”

Etiquetado , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario