Despedida del 2015 en el Campamento Virgen María de Bagdad, Irak

El 31 a la tarde el Nuncio Apostólico, Monseñor Alberto Ortega Martín, celebró la Santa Misa de Santa María, Madre de Dios, en el campamento de refugiados.

La iglesia estaba llena para honrar a Nuestra Madre del Cielo, para despedir el año que terminaba, y pedir un 2016 lleno de bendiciones.

¡Rezamos para que este año puedan volver a sus hogares!

Si eso se dará no lo sabemos, pero este pueblo sabe que lo importante es ver en todo acontecimiento la mano tierna y bondadosa de Dios que no abandona a sus hijos.

Después de la Misa pasamos el video que nos mandó la Fundación Promoción Social de la Cultura con cientos de saludos navideños enviados a los refugiados desde tantos lugares distintos. ¡Una explosión de aplausos y agradecimiento fue la respuesta de nuestros fieles!

Al final, el Nuncio repartió a cada familia una bolsa con chocolates y otras cosas ricas para dar a las familias la posibilidad de festejar y gozar un poco más en familia.

¡Feliz 2016!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Etiquetado , , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario