Patriarca de Bagdad: para derrotar al Estado Islámico se requieren tropas terrestres, libertad religiosa y separación entre religión y estado.

IRAQ_-_messaggio_sako_persecuzioniDe Louis Raphael I Sako*

Mar Sako recientemente participó en una conferencia dedicada a la situación actual de los cristianos en Irak y en Siria, la cual está deteriorándose. El Patriarca llama a congelar las finanzas de los yihadistas, además de establecer una clara separación entre Estado y religión. Los cristianos están arraigados en su tierra natal y respetan a los musulmanes.

Roma (AsiaNews) – La única manera en la que el Estado Islámico puede ser derrotado es a través de tropas terrestres, de un congelamiento de sus recursos financieros y de los recursos de los demás grupos terroristas; de un frente unido contra “toda forma de extremismo, odio y violencia” y un compromiso común con el principio de la libertad religiosa y la defensa de la ciudadanía plena de todas las personas que habitan el país, incluyendo a la minoría cristiana.

Éstas son algunas de las propuestas concretas planteadas por Mar Louis Raphael I Sako*, Patriarca Caldeo de Bagdad, para contrarrestar la violencia en Medio Oriente y especialmente en Irak, escenario donde avanzan los movimientos yihadistas. Para construir un “futuro mejor”, dice, hay una necesidad de “separar religión y Estado”, y de distinguir a las instituciones “de lo que hace al culto o la religión”.

Esta semana, Mar Sako participó de un meeting en Roma que estuvo dedicado a la situación actual en Irak y en Siria, y a la forma en que los cristianos hacen frente a la persecución. La iniciativa fue promovida por la GeorgeTown University (EEUU), la Universidad de Notre Dame en Indiana (EEUU), la Comunidad de San Egidio y los Caballeros de Colón. A continuación, el texto de la intervención del Patriarca Sako, que fue enviada a AsiaNews:

La situación de los cristianos en muchos países de Medio Oriente se está “deteriorando”. La persecución contra los cristianos se están volviendo actualmente un fenómeno difundido por diversos motivos:

1. La cultura que están en la base del Cristianismo, una verdadera religión de amor, de perdón y de paz, se contrapone a la cultura corriente: la de la venganza..

2. La secularización se convirtió en una religión en Occidente, y es evidente el vacío de valores religiosos en la sociedad occidental.

3. La corrupción de varios de los regímenes de Medio Oriente y la falta de verdaderas reformas

4. Los errores en la políticas occidentales en Medio Oriente, que han hecho cambiar varios de los regímenes para peor. La dictadura hace parte de la cultura de Medio Oriente. ¡Lo que se precisa en un dictador sabio y justo!

5. La falta de una formación en lo que hace al ejercicio de la democracia, de la libertad y de los derechos humanos.

6. La inestabilidad y la falta de seguridad.

7. El surgimiento progresivo de un Islam cuyo objetivo es establecer un Estado Islámico de acuerdo a la sharia (ley islámica).

Muchos musulmanes piensan que el cristianismo ha fracasado, y que tienen la misión de islamizar el mundo, porque el Islam es la verdadera religión.

La situación actual de los cristianos en Medio Oriente

Desafortunadamente, la libertad religiosa está siendo atacada en varios países de Medio Oriente. Daesh [acrónimo árabe para el Estado Islámico -ndt] y otros grupos extremistas atacan a los cristianos, a los yazidíes y a los sabeos debido a sus creencias religiosas. Destruyen cualquier cosa que no cuadre con su visión del Islam. Los líderes del Estado Islámico han establecido tres reglas en relación a los no musulmanes: forzar a la gente a convertirse al Islam, pagar un tributo (Jizyah), o dejar sus casas; ser decapitados.

En una sola noche 120.000 cristianos dejaron sus hogares llevando tan sólo lo que vestían en el momento, y ahora viven en campos desde hace un año y medio. ¿No es éste un crimen contra la humanidad?

Asimismo, las Constituciones basadas en principios de naturaleza religiosa o confesional son, por su misma naturaleza, incompatibles con los valores ratificados por los derechos humanos. El Islam político intenta imponer una ley sistemática islámica (al shari’a) que impide a los no-musulmanes tener una participación en la vida política y tener los mismos derechos constitucionales que los musulmanes que detentan la administración. ¡Actualmente todo en Irak se ha vuelto un asunto de índole confesional!

La ley que fue recientemente aprobada por el Parlamento iraquí el día 27 de octubre de 2015, es una coerción contra los niños y jóvenes cristianos, yazidíes y sabeos menores de 18 años, que son forzados a convertirse al Islam, si uno de sus progenitores proclama ser musulmán (Art. 26 / II). Esto es contrario a los valores de los ciudadanos y daña la unidad nacional al igual que su pluralismo religioso y el principio mismo de la coexistencia.

La ley contradice el Corán, que declara en varios versículos que “no puede haber compulsión en lo que hace a la religión” Adicionalmente, varios apartados de la Constitución Iraquí, incluyendo el artículo 3, establecen que “Irak es un país multiétnico” con diferentes religiones y cultos. Aún más, el art. 37 / II establece que “el Estado ha de garantizar la protección del individuo de cualquier coerción de índole política y religiosa”. E incluso en el art.42 dice que “todas las personas tienen libertad de pensamiento, de conciencia y de religión”. También contradice las normas internacionales relativas a los derechos humanos cuando establecen que “todo individuo debe poder gozar de la libertad de…”.

Las milicias extremistas islámicas están también amenazando a los cristianos en Bagdad, secuestrándolos para obtener dinero y forzándolo a dejar sus casas a fin de apoderarse de ellas.

Es lamentable que es dicho contexto, quienes no son musulmanes tengan pocas esperanzas de que la situación vaya a mejorar en la región. Las violaciones empujan a los cristianos y a otras minorías a emigrar y, por lo tanto, a desarraigarse de su tierra natal, que ha forjado su identidad y su razón de vivir. Antes de la caída del régimen de Sadam, el número de cristianos rondaba un millón y 400.000, ¡mientras que hoy, los cristianos son tan sólo 500.000!

Propuestas

Quisiera presentar algunas propuestas concretas. Pueden servir como una hoja de ruta en pos de un mejor futuro para la región.

1- Daesh y el fundamentalismo son un cáncer en el cuerpo del Islam, pero al mismo tiempo conforman una amenaza real para todos; por lo tanto, debemos unirnos para destruirlo en el plano militar con tropas militares terrestres, y derrotarlos ideológicamente secando sus fuentes de financiamiento, armamento y aprovisionamiento de los yihadistas. El sectarismo y cualquier otra forma del extremismo del odio y la violencia deben ser condenados y eliminados.

2- El gobierno tiene el deber de garantizar el entendimiento entre los ciudadanos de una misma nación y las libertades individuales, sin ningún tipo de temor. Las reformas en la esfera política deben establecer un sistema civil basado en los principios de la ciudadanía y la igualdad.

3- El gobierno debe criminalizar y castigar todas las actividades que estén orientadas al desprecio de las religiones y de sus símbolos sagrados, y de cualquier otra forma de discriminación, difusión del odio o la división.

4- Las autoridades religiosas islámicas deben asumir total responsabilidad en el desmantelamiento de la ideología takfiri, por medio de la implementación de programas de enseñanza religiosa que tengan una impronta moderada, purificándolos de ideas diabólicas y respetando las diferencias, a la vez que fortaleciendo los lazos de buena voluntad entre los ciudadanos, y difundiendo una cultura de convivencia social armoniosa. Al respecto, parece ser necesario dar vida a una ética universal que sea contraria a la xenofobia y al fundamentalismo.

5- La comunidad internacional, a través de las Naciones Unidas, debiera tomar medidas contra quienes están cometiendo semejantes injusticias contra las minorías religiosas, y contra quienes están financiando y apoyando esta ideología terrorista. Deben ser llevados antes un tribunal internacional.

6- La libertad religiosa no significa que el estado deba ser necesariamente secular, sino que puede ser un Estado con una religión oficial que asegure que los derechos básicos, incluyendo el derecho individual a la libertad de pensamiento, de conciencia, de religión y de creencias sean respetados, sin discriminación. Los cristianos y otras minorías deben abandonar su estatus de minoría para convertirse en ciudadanos plenos.

7- Personalmente hablando, creo que la única posibilidad de construir un futuro mejor para todos es separar a la religión del Estado y establecer un estado civil alejado de la lógica del estado gobernado por una religión o por una secta. Nuestra sociedad está compuesta por múltiples religiones. ¿Cómo puede uno vivir su doctrina o su fe cuando ésta es considerada de segunda categoría, de clase B?. Lo que realmente cuenta es que todos seamos buenos ciudadanos. La religión es un asunto personal entre el hombre y Dios, y la decisión personal de optar por una determinada fe debiera ser fruto de una elección personal, y no ciertamente de la coerción.

Conclusión

Para alcanzar este objetivo, los gobiernos, las religiones y todas las personas de buena voluntad del mundo entero debieran sentirse seriamente involucradas en la tarea de preservar y fortalecer la libertad religiosa como elemento inseparable del hombre. La misma permite pensar, expresarse, actuar de acuerdo a las convicciones personales más profundas y más verdaderas. La libertad está en la base de todo y es un derecho humano imprescindible para todos. No es acertado el favor o el monopolio en manos de una sola religión, o secta, o de un grupo étnico, incluso aunque se trate de una mayoría. La libertad religiosa es beneficiosa para cualquier ciudadano de la tierra, y cimienta las bases para una coexistencia pacífica entre los ciudadanos de una misma nación.

Los cristianos afirmamos, una vez más, nuestro apego a la patria, a nuestra tierra, y el amor y el respeto por nuestros hermanos musulmanes; de la misma manera, queremos que ellos hagan los mismo con nosotros.

*Patriarca caldeo de Babilonia y presidente de la Conferencia Episcopal Iraquí.

Etiquetado , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario