Presencia de Singapur y la India en plaza San Pedro: el Jubileo de la misericordia contra el terrorismo

VaticanoCiudad del Vaticano (AsiaNews) – Son muchos los fieles asiáticos que esta mañana han colmado multitudinariamente la plaza San Pedro en ocasión de la apertura de la Puerta Santa para el inicio del Jubileo de la Misericordia. Al término de la celebración, Sor Jensi y fray Basilio, ambos indios, y Vincent y Ziqian de Singapur, expresaron su alegría ante AsiaNews: “cuando esta mañana entré a la via della Conciliazione – dice sor Jensi – me di cuenta, de inmediato, de que estaba siendo parte de algo grandioso, de algo especial. La apertura de la Puerta fue un momento emocionante, soy muy afortunada de estar aquí”.

La religiosa es catequista en el Sacro Cuore de Roma. No sabe si en un futuro podrá regresar a la India. Según ella, el punto fundamental del Jubileo es que “tenemos un Padre que nos ama y el Papa subraya siempre el hecho de que Dios nos espera con los brazos abiertos y viene a nuestro encuentro. El Jubileo no es importante sólo para el Vaticano y para Roma, sino para todos los hombres: una puerta ha sido abierta de par en par hacia el cielo, en todo el mundo… la prepotencia y la violencia que dominan el mundo no cuentan para nada; existen el amor y el perdón de Dios. El Papa nos ha reclamado a tener una conciencia de amor y de perdón”.

Fray Basilio es un franciscano y viene del estado indio de Kerala: “éste es un día especial para mí, que fui ordenado en el 2000, durante el último Jubileo”. Actualmente Basilio es vice bibliotecario de los frailes capuchinos de San Lorenzo. Según el religioso, el Jubileo lleva un mensaje importante a la India, “hay una situación muy turbulenta, con muchos episodios de intolerancia. El mes pasado, un gran número de escritores e intelectuales, no obstante sus diferencias políticas, rechazaron los reconocimientos hechos a sus carreras como una forma de protesta contra la violencia de los nacionalistas hindúes. Esto es un signo importante de que algo está cambiando”.

“En el mundo –dice mientras se dirige fuera de la plaza- muchos son forzados a no hablar de perdón, amor y misericordia. Todos piensan que con evitar el terrorismo es suficiente para que todo esté en su lugar. En cambio, el Papa ha entendido bien que la verdadera solución es la misericordia. La invitación a ver al otro como hermano. Es una ocasión para regresar al corazón del cristianismo”.

Vincent y Ziqian llegaron a Roma, desde Singapur, hace dos días: “Mañana regresamos a casa. ¡Fue un viaje largo! Es la primera vez que venimos a misa en la plaza de San Pedro y vemos al Papa: ¡es un gran don de Dios! Es algo que es para todos, vinimos aquí para rezar por nuestra familia, por nuestro país y para que todos hagan pequeñas cosas que estén más cercanas a Cristo, para ser como él quiere”.

Etiquetado , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario