Moscú: Erdogan compra petróleo al Estado islámico. La réplica: “Calumnias”

TURCHIA_-_RUSSIA_-_crisi_e_accuse_Para el vice-ministro de Defensa ruso el presidente turco y la familia sacan beneficio “directo” del crudo comercializado por los yihadistas. La frontera siria- turca punto de pasaje de armas y medios. Erdogan rechaza las acusaciones. Los EEUU defienden al aliado ruso y relanzan: es Assad quien compra el petróleo del EI.

Ankara (AsiaNews/Agencias)- Recep Tayyip Erdogan rechaza al remitente las acusaciones realizadas por Rusia, según la cual él y su familia sacan beneficio “directo” desde hace tiempo de las ganancias del comercio del petróleo comerciado de escondidas con el Estado islámico. Para el presidente turco las afirmaciones de Moscú -según el cual Ankara es el más grande comprador de crudo producido en las áreas bajo el control de los yihadistas y habría ofrecido algunas pruebas del tráfico- serían sólo una “calumnia”. Erdogan agregó además que, si las acusaciones serán comprobadas, él está dispuesto a demitir.

De hace días, las relaciones diplomáticas y militares entre Moscú y Ankara están en los mismos históricos, a continuación del abatimiento del jet ruso que estaba participando en los bombardeos de las milicias del Estado islámico (EI) en Siria. El avión ruso habría invadido el territorio turco y después de algunas advertencias (según la versión de Ankara) fue abatido: diversa la versión rusa, según la cual el caza estaba en el cielo sirio y no habrían habido mensajes de alerta por parte de Turquía.

Ahora el enfrentamiento entre los dos países- que tienen ligámenes económicos y comerciales- se enriquece de un nuevo capítulo; Moscú acusa a la más alta personalidad política e institucional turca, acusándola de sacar beneficios “directos” junto a la familia del tráfico de petróleo de los yihadistas.

Respondiendo al ataque del Cremlin, el presidente Erdogan declaró que “ninguno tiene el derecho de pronunciar calumnias contra Turquía, diciendo que Turquía está comprando petróleo a Daesh (acrónimo árabe por el EI). Sin embargo, él también agregó que no entiende agravar aún más las relaciones con Moscú y desea disminuyan las tensiones, reanudando una posición ya tomada en los días sucesivos al abatimiento del Sukhoi-24.

Quien lanzó las acusaciones contra Erdogan fue el vice-ministro de Defensa ruso, Anatoly Antonov que, en el curso de una conferencia de prensa con los vértices de las autoridades militares, indicó a Turquía como “el principal consumidor del petróleo robado” en Siria e Irak. Él agregó que “en base de las informaciones disponibles” el máximo nivel de la dirigencia del país entre los cuales el presidente y su familia “están directamente involucrados en esta actividad criminal”. Al final, deseó se hiciera “un control de estos robos”.

Como prueba de las acusaciones, el vice-ministro de Defensa Antonov, mostró imágenes satelitales que hacen ver columnas de camiones cargados de petróleo que, de los territorios sirios y Turquía bajo el control del Estado islámico, superan la frontera para llegar a territorio turco. En la zona de frontera transitarían al menos 200 mil barriles por día, una cantidad tal que permitiría a los yihadistas ganar dos millones de dólares por año. En sentido contrario se ve el pasaje de armas y medios de Turquía a Siria, los cuales terminan luego en manos del EI. Sólo en la última semana habrían transitado “Dos mil militantes, además de 120 toneladas de municiones y unos 250 medios de transporte”. Al final, los rusos afirman que han mostrado sólo “parte de las pruebas” que comprobarían las acusaciones dirigidas contra Erdogan y Turquía.

Sobre la cuestión intervino inmediatamente el gobierno de los EEUU, con una defensa decidida del aliado turco en el tablero Mediterráneo y Medio Oriental; sin embargo un vocero del Departamento de Estado Usa admitió que ya desde hace tiempo existe en curso una controversia sobre el petróleo transportado en modo ilegal a Turquía proveniente de los territorios en mano del EI. Pero el gobierno americano precisa que este tráfico es obra de privados y Ankara está colaborando en modo activo con la Otan y con los aliados para cerrar las propias fronteras. “No hay pruebas, ni indicaciones- ha comentado el funcionario estadounidense- en apoyo de las acusaciones (rusas)”. Por el contrario, según Washington sería en cambio “el régimen del presidente sirio Bashar al-Assad, aliado de Rusia “quien compra el petróleo producido del EI”.

Etiquetado , , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario