Dispensario en el campamento de refugiados Virgen María, de Bagdad, Irak

En el campamento funciona un dispensario, que es una unidad móvil, un camión. Tiene hasta sala de cirugía (aunque para los casos más graves los refugiados van a algún hospital de la ciudad).

Las hermanas del Sagrado Corazón, las Hermanitas de Jesús, y varios doctores laicos, atienden como voluntarios a los pacientes del campo, consiguiéndoles incluso las medicinas a los que necesitan.

Les agradecemos esta hermosa obra de misericordia.

¡Bendiciones!

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario