¡Juntos por los refugiados!

Nuncio obispoComo les conté el otro día, cuando vino el nuncio a nuestra iglesia catedral, nos juntamos los religiosos, consagrados y laicos comprometidos de la diócesis y cada uno le fue contando lo que hacíamos. Muy diversas congregaciones, con fines muy distintos, cada uno trabajando en su campo: parroquias, hogarcitos, escuelas, asilos, universidades, Caritas, con jóvenes, niños, ancianos, con cristianos y musulmanes, mucha diversidad y mucha riqueza.

Pero al terminar nos dimos cuenta de algo muy hermoso: sin planearlo especialmente todos estamos trabajando por los refugiados.

Los que tienen hospitales los reciben gratuitamente, los que tienen escuelas lo mismo, otros pagan el transporte de los niños, otros los visitan, les consiguen cosas, les predican o les enseñan catecismo, y tantísimas cosas más.

Fue muy hermoso constatarlo y nos recordaba lo que dicen las Sagradas Escrituras: “ved que gozo y que alegría convivir los hermanos unidos”.

Porque realmente somos hermanos y realmente tenemos una hermosa convivencia y trabajamos por Cristo y su Iglesia y especialmente por los que más lo necesitan.

Concientes de nuestra nada sabemos que esto se lo debemos a todos ustedes que a lo lejos rezan por nosotros.

¡Gracias y bendiciones!

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario