IRAK En curso la ofensiva de los peshmerga kurdos, contra el Estado Islámico, para reconquistar Sinjar

Ofensiva contra isisAl menos 7.500 militares son empleados en la operación. El ataque por tierra, en el cual participan también milicias yazidíes, es apoyado por los ataques aéreos de la coalición de los EEUU. El objetivo es cortar a los yihadistas la principal vía de comunicación entre Mosul y Siria. La ofensiva estaba planeada desde hace tiempo, pero fue postergada por las condiciones meteorológicas y por los contrastes internos existentes dentro de varios grupos.

Bagdad (AsiaNews/Agencias) – Esta mañana, las milicias kurdas iraquíes lanzaron una importante ofensiva contra los combatientes del Estado Islámico (EI) en la ciudad de Sinjar, situada sobre una de las principales vías de comunicación usadas por los yihadistas para su aprovisionamiento. Ezzeddine Saadun, general de Brigada, confirma que “el ataque comenzó a las 7 de la mañana, y las fuerzas peshmerga (kurdos) avanzaron en más direcciones a fin de liberar el centro del distrito de Sinjar”. Testigos locales hablan de columnas de humo que se alzan sobre la ciudad, provocadas por los bombardeos de la coalición internacional, guiada por los Estados Unidos, y por los disparos de mortero de los kurdos.

La ciudad de Sinjar, en la provincia de Nínive, se sitúa a lo largo de una de las principales vías utilizada por los yihadistas para el aprovisionamiento de armas, insumos básicos y materiales de guerra ; la ruta comunica Mosul, baluarte del EI en Irak, con Siria, donde los milicianos controlan vastas porciones del territorio. Destruir esta conexión representaría un duro golpe a Daesh [acrónimo árabe del EI], que vería muy limitadas sus posibilidades de movilizar guerrileros y medios de un país a otro.

De acuerdo a lo referido por lo altos funcionarios del Consejo d Seguridad de la región kurda, en la ofensiva encabezada contra los yihadistas participan, por lo menos, 7.500 peshmerga, con el objetivo declarado de reconquistar Sinjar “y crear condiciones que garanticen protección y seguridad para los habitantes”. El Estado Islámico asumió el control de la zona en agosto de 2014.

Recientemente, los altos mandos del “Califato” habrían enviado al menos 600 unidades a fin de reforzar la defensa de la ciudad, en vista de un posible ataque de los kurdos, apoyados por la coalición guiada por los EEUU. Esta intervención militar estaba siendo esperada desde hace semanas, pero fue postergada debido al mal tiempo y a los contraste existentes entre los diferentes grupos kurdos y yazidíes presentes en la zona.

La ofensiva es seguida atentamente por el presidente del Kurdistán iraquí, Massoud Barzani, y participan en ella combatientes yazidíes, deseosos de vengarse de la violencia padecida y de dar caza a los yihadistas.

Desde los primeros días, los terroristas islámicos comenzaron a asesinar y a abusar de los miembros de las minorías religiosas presentes en la zona. Los yazidíes conforman un grupo monoteísta que recoge diversos elementos presentes en otros credos, y por esto, son considerados herejes por parte del Estado Islámico y sus seguidores, quienes los toman por infieles. Han abandonado sus casas y tierras de a miles, buscando refugio en el Kurdistán iraquí.
La violencia llevada a cabo por lo yihadistas contra los yazidíes ha sido definida por la Naciones Unidas como equiparable un genocidio. Entre los episodios más dramáticos de esta guerra, se cuenta el largo asedio de los fundamentalistas islámicos contra miles de hombres, mujeres, ancianos y niños atrapados en el monte homónimo que domina la ciudad; liberar a los yazidíes es una de las razones que, el año pasado, empujó a Washington a lanzar ataques aéreos contra el EI en Irak.

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario