El p. Samir de Amadiya: el Papa es la voz de los refugiados iraquíes de Bernardo Cervellera

El sacerdote caldeo se reunió con el Papa Francisco, pidiéndole mantener alta la atención del mundo sobre los refugiados cristianos de Mosul y de la Llanura de Nínive. En su diócesis viven 3.500 familias cristianas y casi medio millón de yazidíes que escaparon de la violencia del Estado islámico. Este no es todo el islam y hay musulmanes que quieren un Irak de convivencia. Los cristianos podrían emigrar, pero permanecen en su tierra. Los proyectos de ayuda a los refugiados: la escuela para los niños, trabajo para los adultos, una casa para cada familia. El pedido de AsiaNews.
Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- El p. Samir, todavía está emocionado y un poco exaltado por haber podido hablar con el Papa por al menos 3 minutos. Lo ha podido encontrar al finalizar la audiencia general de hace 2 días. “Para mí, cuenta, fue un momento muy grande. He querido encontrarlo para transmitirle el mensaje de los cristianos de Kurdistán y de los refugiados”.
Al Papa le dije: Le agradezco por todo lo que ha hecho por los refugiados y por los cristianos de Irak. Le mostré las fotografías de nuestras actividades caritativas y le supliqué que continúe hablando sobre nuestra tragedia. A menudo los medios se olvidan de nosotros, pero si habla el Papa, se acuerdan de lo que sucede. Le dije: Nosotros necesitamos de Su voz, porque su voz es escuchada por los políticos y por las comunidades. Y los cristianos, alentados por Sus palabras, pueden ayudarnos. Él me aseguró: “No te preocupes. Yo continúo rezando por vosotros y continuaré hablando de vosotros, hasta el día en que este terrible Viacrucis termine”.
Inmersos en la emergencia de los refugiados
El p. Samir Youssef, de 41 años, licenciado en la Universidad Gregoriana, es un sacerdote caldeo de Mosul, ordenado en 1999. Desde el año 2009 es párroco en la diócesis de Amadiya-Dohuc, desde donde atiende a 5 pueblos más. El p. Samir, es uno de los protagonistas del video “Adopta un cristiano de Mosul”. la campaña lanzada por AsiaNews para apoyar a los refugiados perseguidos por el Estado islámico.
El sacerdote y su comunidad están trabajando en la emergencia de los refugiados desde hace al menos dos años: “Antes tuvimos miles de refugiados cristianos provenientes de Siria; luego, cuando el EI conquistó Mosul y la Llanura de Nínive, llegaron miles de miles de refugiados cristianos y yazidíes. Al principio había al menos 5 mil familias. Ahora en nuestra zona hay todavía refugiadas 3.600 familias cristianas. Las otras se transfirieron a Ankawa. Pero no hay que olvidar que hay al menos medio millón de yazidíes. En mi parroquia de Inshke, hospedamos a 350 familias yazidíes; 85 familias cristianas; decenas de familias musulmanas. En los otros pueblos hay, en cada uno, de 50 a 60 familias cristianas, además de los yazidíes.
Nos hemos encontrado al frente de una tarea enorme: hemos hospedado esta avalancha de refugiados en las iglesias, en las escuelas, en las casas. Poco a poco hemos restaurado edificios abandonados para crear viviendas. Desde el primer día, la iglesia local da de comer, distribuye remedios, ropas, combustible… esto hay que decirlo, gracias a las ofrendas que nos envían los caldeos del mundo, de AsiaNews, del Santo Padre, de las Conferencias episcopales, de Caritas…”.
“No obstante todo lo que estamos haciendo para los cristianos, musulmanes y yazidíes, hay todavía muchas dificultades. Por ejemplo, es necesario llevar a los niños refugiados a las escuelas usando el autobús”.
El año pasado el 80% de estos niños han perdido el año escolar. Este año queremos encontrar fondos para permitir a todos ellos que puedan pagar la cuota del autobús que los lleve a la escuela en las grandes ciudades. Porque no en todos los pueblos hay escuelas.
La mayoría de ellos está sin trabajo. Sobre todo los hombres, que se sienten en dificultades, al no tener nada que hacer durante todo el día. También las mujeres, estar dentro de las tiendas o en los contenedores todo el día… Hay una falta de privacidad: en cada contenedor o casa hay 2 o 3 familias juntas. Vivir algunos meses de este modo de por sí es algo muy pesado, ¡pero vivir un año entero! Todos están lejos de sus casas, y tratan de proyectar una vida mejor”.
Las heridas en la convivencia entre cristianos y musulmanes
Según el p. Samir, la experiencia de la persecución de los cristianos en Mosul y en la Llanura de Nínive., puso a dura prueba la coexistencia islámico-cristiana en Irak.
“Los cristianos de Irak -explica- están inmersos en la guerra desde hace 30 años (la guerra Irán-Irak; la guerra con Kuwait; las dos guerras del Golfo; después de Saddam; el Estado islámico-ndr) Sin embargo, la comunidad cristiana siempre trató de resistir y continuó testimoniando su propia fe para hacer más cristiana y humana nuestra sociedad. Los cristianos de la llanura de Nínive y de Mosul, lograban vivir, trabajar e iban a la escuela. En la universidad de Mosul había al menos 2500 jóvenes cristianos. Tenían miedo, pero podían frecuentar las clases. Pero el día en que el Estado islámico impuso el ultimatum (convertirse al islam o pagar el impuesto de los protegidos o ser asesinados), esto fue un golpe fatal. Esta gente abandonó todo, y se fueron sin poder llevarse nada, porque el EI ya les había robado todo antes de dejarlos partir. Antes había bombardeos, que afectaban en modo indistinto a cristianos y musulmanes. Cuando atacaban a las iglesias, los vecinos musulmanes nos demostraban su solidaridad. Pero esta vez el ataque era seleccionado. Lo realizado por el EI fue un intento de genocidio religioso que se expandió. En las ciudades los vecinos musulmanes entraban en las casas de los cristianos y se apoderaban de todo lo que había; las mezquitas gritaban día y noche el ultimátum de irse… Fue algo terrible.
En la llanura de Nínive sucedió lo mismo: en una noche los cristianos escaparon, temiendo que les sucediera los mismo que ya les había sucedido a los yazidíes: invasión de las casas; abuso de las mujeres; raptados y asesinados…”
El Estado islámico no es todo el Islam
Pregunto al p. Samir si las profundas heridas causadas a los cristianos les hacen rechazar la convivencia.
“Yo digo la verdad: el EI no representa todo el Islam, todos los musulmanes. Cristianos y musulmanes han vivido juntos en Medio Oriente por muchos siglos. Hubo momentos en que el Islam político se iba contra de los cristianos y los judíos. Pero si miramos la historia, vemos que la convivencia ha resistido. Por desgracia, en los últimos 50 años, se ha producido una tendencia hacia el Islam político. Irak comenzó a cazar a los judíos y ahora caza a los cristianos. Mi madre recuerda que cuando los judíos estaban huyendo, nos dijeron: Hoy es sábado, mañana es domingo. Es decir: han comenzado a destruirnos; después van a empezar a eliminar a los cristianos. Y luego a los musulmanes laicos.
Ahora bien, no hay cristianos en Mosul. Pero el EI sigue matando cada día a todos los musulmanes que están en desacuerdo con ellos. Algunos médicos que huyeron del hospital de Mosul, dijeron que en un año del Estado Islámico, fueron asesinados al menos 2 mil personas en la ciudad: entre los maestros, los médicos, los funcionarios que no están de acuerdo con el EI. El EI quiere gobernar por el miedo, para establecer un califato regido por la sharia. Lo dicen ellos mismos: un arma mata a una sola persona a la vez; matamos con los terroristas suicidas para crear miedo. En Irak hay una comunidad musulmana moderada que desea la convivencia y constantemente nos dicen: ¡Si te vas, Irak sin cristianos no es Irak!”.
El sacerdote dijo que los cristianos, ¡aunque son un porcentaje muy pequeño de la población (alrededor del 3%), desde el punto de vista del impacto en la sociedad parece haber un 40%! “Sobre 5 médicos – ejemplifica – 3 son cristianos; sobre 7 profesores, 5 de ellos son cristianos; etc… Los cristianos tienen un papel muy importante en la sociedad. Así que hoy entre los musulmanes hay muchas voces en contra del EI, contra el extremismo, contra la persecución a los cristianos.
Hace unos días hubo una gran manifestación en Bagdad para exigir más electricidad, pero también para criticar la actitud de los políticos, que no parecen preocuparse por la población. Había pancartas que decían: “Queremos un país laico; queremos vivir juntos, no chiitas, sunitas, cristianos, sino iraquíes’. Hay incluso musulmanes que piden perdón por lo que el EI hace en contra nuestra. Desafortunadamente su inhumanidad y su odio aún crean mucho miedo”.
Cristianos que no emigran
El punto, sin embargo, es verificar si entre los cristianos todavía existe la voluntad de vivir junto a los musulmanes. El p. Samir responde de inmediato: “Yo digo una cosa: la mayoría de los cristianos iraquíes tienen parientes en todo el mundo. Si quisieran podían salir del país y viajar a Australia, a los EE.UU., a Alemania… Pero dicen: Irak es nuestra tierra. Todos los refugiados tienen la esperanza de no emigrar, sino de volver a su tierra, a sus ciudades, de las que fueron expulsados con violencia. Es por esto que la Iglesia busca ayudar a las familias desplazadas a reconstruir sus vidas. Los hogares de los cristianos en Mosul fueron destruidos por los bombardeos o utilizados por el EI como depósitos de armas y escondites, y fueron asaltadas… Se necesita buscar que estos refugiados vivan en el Kurdistán, hasta que puedan regresar a sus hogares. Para ello tenemos que encontrarles trabajo, vivienda, escuelas…”.
“Es necesario encontrar pequeños proyectos para darles trabajo. Para las familias que viven en los contenedores, la Iglesia puede proporcionar el terreno para construir casas para cada familia. Esto es mejor que alquilar las viviendas existentes. La diócesis de Erbil pasa cada mes por lo menos 30 mil dólares para pagar todos los alquileres para los refugiados. La construcción de pequeñas casas daría de inmediato trabajo a los refugiados, jóvenes y adultos, y crearía más esperanzas para el futuro.
Luego está el problema del transporte de los niños a la escuela, porque las familias no tienen dinero para pagar la cuota mensual para el autobús, que es alrededor de US$ 30 al mes.
Por último, estamos preparando algunas de la parroquias locales con una gran cocina, donde se acoge, al menos 4 veces al mes, a todos los refugiados, para ofrecerles una comida más sustancial en un ambiente festivo”.

12107270_830621077056992_2638117976082381768_n

Bookmark : permalink.

Deja un comentario