Obispo sirio: La política ambigua de los Estados Unidos favorece al Estado islámico. Temor por los cristianos secuestrados

Mons. Hindo informa que las incursiones rusas en los últimos días han demostrado su eficacia contra Daesh, en retirada en algunas áreas. Las operaciones de Estados Unidos son “simplemente fachada, dejando a los yihadistas realmente libres para actuar”, confirmó asimismo el secuestro de los cristianos. El temor por la suerte de los rehenes, luego de la ejecución de tres asirios. La economía, verdadero motor de la guerra en Siria.
Damasco (AsiaNews) – Los ataques aéreos estadounidenses en Siria sonuna mera fachada, que no afecta realmente a las milicias del Estado islámico (EI), que son libres de actuar sobre el terreno. Solamente los ataques rusos en los últimos días han sido eficaces, obligando a los yihadistas a replegarse hacia el desierto de Irak. Esto es lo que dice Mons. Jacques Behnan Hindo, conductor de la Archieparquía sirio-católica de Hassaké-Nisibis, que se refiere a los testimonios recogidos por las personas que viven en áreas donde se desarrollan los conflictos. “La intervención de Moscú ha sido positiva – dijo el prelado – porqué están golpeando realmente a Daesh [acrónimo árabe del EI, ndr]y las milicias han comenzado a huir. En una zona, huyeron a bordo de 20 coches, a toda prisa, en dirección a Irak, dejando a otros 20 coches en el hotel. Señal de una verdadera retirada”.
El obispo de Hassaké-Nisibi vive, asimismo, bajo la amenaza del EI: “Estoy a menos de tres kilómetros de la ciudad – dice – hace un mes su ofensiva fue repelida y, entonces, se replegó en torno a la ciudad. En las últimas dos semanas, gracias a los ataques de los rusos, comenzaron a retirarse”.
Por el contrario, Mons. Hindo pronuncia, en cambio, durísimas palabras contra los Estados Unidos, quienes en lugar de bombardera las posiciones de las milicias yihadistas, estarían bombardeando los departamentos del gobierno sirio y vehículos del ejército. “No se trata de estar a favor o en contra del gobierno – dice – pero la gente nunca ha creído en los ataques estadounidenses. Sólo los kurdos realmente han luchado en el territorio, pero para mantener sus posiciones” y no es posible que puedan, por sí solos, resolver la emergencia. Además de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña sólo hablan de “atacar Daesh, pero no hablan del Frente Nusra y de otras milicias islámicas vinculadas a Al Qaeda. De hecho, hay grupos extremistas que han cambiado sus nombres para reconstruir su virginidad, y a éstos ni siquiera se los menciona. Éste es también un gran problema”.
El prelado denuncia la “ambigüedad de fondo” de Washington, como se desprende de la conducta de los estadounidenses durante el secuestro de cientos de cristianos originarios de los pueblos del valle del río Khabur. “En la noche del 23 de febrero, cuando Daesh atacaba, los aviones americanos – acusa – sobrevolaron la zona durante mucho tiempo sin intervenir. Luego de tres días, ya no se vio ningún ataque, dejando el campo libre a los milicianos. Esto nos hace pensar que, de alguna manera, han sido ayudados por los estadounidenses, que tienen una actitud ambigua”.
En este momento, los medios del Estado Islámico han difundido un video (haga click aquì para ver extractos dados a conocer por la televisión libanesa OTV y retransmitidas por Aina) que muestra la ejecución de tres de los más de 200 cristianos asirios que aún estan en manos de los militantes yihadistas. “Se han ejecutado tres – dijo Mons. Hindo – y se están preparando otros tres para una próxima actuación. Al principio exigieron una suma enorme para su liberación, casi 120 mil dólares para cada una de las 203 personas. Ellos rechazaron la propuesta de recibir un millón por la liberación de todos, y ahora se ha hecho una nueva propuesta, y estamos a la espera de una respuesta”.
El prelado dijo que es difícil tratar con los secuestradores, los contactos “son muy cortos” y “no dejan mucho margen para la maniobra” “Responden sí o no – dice – y luego actúan en consecuencia. Ahora ha vuelto al área, también, el obispo de Asiria, que estaba en Erbil [para la elección del nuevo patriarca], para continuar las negociaciones y seguir la historia en primera persona”. En los últimos días, liberaron a un anciano de 89 años para luego dar la noticia de la ejecución, a través de un video que fue grabado alrededor del 23 de septiembre, en la fecha de la fiesta islámica del sacrificio. “Al analizar el video – dijo Mons. Hindo – vemos que el sol era todavía fuerte, mientras que en los últimos 10 días ha bajado en intensidad. Esto sugiere una fecha plausible del 23 como el momento de la ejecución, no obstante no se hace referencia a las celebraciones”.
La historia de los cristianos también se asocia con la tragedia vivida por el pueblo de Deir ez-Zor, la ciudad de 250.000 habitantes en el este de Siria, siempre asediado por las milicias del Estado islámico. “La gente se está muriendo de hambre – dice el obispo – carecen de alimentos y medicinas. Pensemos en que hoy un saco de 50 kg de azúcar ha alcanzado el valor de un coche o de una casa. La gente vende el coche para comprarlo. El EI ha impuesto un bloqueo real, hombres, mujeres, ancianos y niños están muriendo de hambre”. Por ello se vuelve a hacer un llamamiento a los Estados Unidos, a Arabia Saudita y a Qatar pidiéndoles que “hagan realmente algo” para hacer frente a la emergencia, y rescatar a una población civil que está realmente al límite de sus fuerzas.
De hecho, Mons. Hindo, acusó a los gobiernos occidentales “de estar trabajando para la seguridad de Israel y para dividir Siria e Irak, para poner sus manos sobre las riquezas de estos países. No se trata sólo del petróleo, porque frente a nuestras costas han descubierto recientemente una reserva importante de gas natural. Y, sin embargo, están en juego – añade – los oleoductos que de Arabia Saudita y Qatar, lo llevarán a Occidente. Damasco no aceptó el paso por su territorio, y éste es el resultado”. Es un tema “muy complejo”, dice Mons. Hindo, detrás del cual “está la economía; en Occidente se habla de religión, de sunnitas y chiítas, de cristianos y musulmanes, pero esta guerra de Daesh y otros grupos oculta sólo intereses económicos y pretende dividir el país” en contra de la voluntad de un pueblo que en su mayor parte está unido y que desea permanecer unido”.

12088218_834259236693176_498198843932859979_n

Bookmark : permalink.

Deja un comentario