Encuentro sobre Cristianos Perseguidos: Nuncio en México pide no ser indiferentes

Por Eduardo Berdejo
MÉXICO D.F., 02 Oct. 15 / 07:39 pm (ACI).- El Nuncio Apostólico en México, Mons. Christophe Pierre, exhortó a no “permanecer indiferentes ante el sufrimiento” de los cristianos que a causa de su fe “son perseguidos, exiliados, encarcelados y discriminados” en Medio Oriente, Asia y en el norte de África.
Mons. Pierre hizo este llamado durante la Misa inaugural del Primer Encuentro de Cristianos Perseguidos, organizado por la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia que Sufre y el movimiento Unión de Voluntades en México DF con el lema “México es su esperanza”.
“Nosotros sabemos que nuestros hermanos están siendo martirizados y decapitados, oremos como el Papa Francisco lo ha pedido, porque precisamente la oración, y de modo especial la Eucaristía, permite manifestar nuestro amor y cercanía espiritual a los hermanos que sufren”, añadió ante los cientos de participantes en el Museo Soumaya, donde se realiza el evento.
El Nuncio recordó también que el cristiano ofrece su dolor por la conversión de los pecadores. “Están llamados a beber su mismo cáliz y a recibir con Él por la conversión de sus verdugos, por lo que si somos conscientes el martirio es una gracia y un mérito delante de Dios”, expresó Mons. Pierre.
“Tenemos que hacer algo por ellos”
En comunicación con ACI Prensa, los organizadores del evento compartieron el testimonio de religiosos y sacerdotes que realizan su labor pastoral en países donde los cristianos son perseguidos, sobre todo por fundamentalistas islámicos.
Entre ellos se encuentra la hermana Guadalupe, religiosa argentina del Instituto del Verbo Encarnado que trabajó durante dos años en Alepo (Siria).
“Los cristianos están viviendo su fe de manera martirial. Para nosotros como misioneros es un privilegio compartir la vida con ellos, ver el sufrimiento de los niños, de los jóvenes, y sin embargo verlos sonreír es para nosotros un signo de la fuerza de la fe, la fuerza de la esperanza. Por eso no basta con lamentarnos de su suerte, tenemos que hacer algo por ellos. Ellos esperan de nosotros que su sangre no caiga en vano. Difundamos esto, oremos por ellos porque ciertamente se sostienen con nuestras oraciones”, señaló.

12088071_831562486962851_4085860049106170683_n

Bookmark : permalink.

Deja un comentario