El 31 de julio los jóvenes organizaron una fiesta para todos los niños del catecismo.

Se entregaron diplomas a los que pasaban a la etapa siguiente (de primaria a adolescentes, a jóvenes, etc.).
El P. Majid, dominico, les celebró la Misa y después fueron al salón parroquial para la entrega de premios y la fiesta.
Notable el clima de alegría. Por momentos, los problemas desaparecen. Y es que la unión con Dios es la causa de la verdadera alegría y la verdadera paz.
Como enseña el Apostol San Pablo: “¿quién nos separará del amor de Cristo? En todo salimos vencedores gracia a Aquel que nos amó. Ninguna creatura podrá separarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús Señor nuestro”.
O como dice Anastasio Sinaíta refiriéndose al misterio de la Transfiguración que hoy festejamos: “Cada un de nosotros, por el hecho de tener a Dios en sí y de ser transfigurado en su imagen divina, tiene derecho a exclamar con alegría: ‘¡qué bien se está aquí!’, donde todo es resplandeciente, donde está el gozo, la felicidad y la alegría, donde el corazón disfruta de absoluta tranquilidad, serenidad y dulzura”.
¡Bendiciones!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Bookmark : permalink.

Una reacción a El 31 de julio los jóvenes organizaron una fiesta para todos los niños del catecismo.

  1. YC dice:

    Bendito sea Dios. Ustedes son la Sal del Mundo, y maravilloso ejemplo a lo que papa Francisco llama.
    Blessed be God. You guys are the Salt of the Earth, and prime example of what pope Francis calls to.

Deja un comentario