Papa Francisco: Eucaristía nos une a las “tierras ensangrentadas” de Siria, Irak y Ucrania

VATICANO, 04 Mar. 15 / 01:45 pm (ACI).- El Papa Francisco recibió esta mañana a los participantes de un encuentro de obispos amigos del movimiento de los Focolares, con quienes meditó sobre la centralidad de la Eucaristía y el rol de los prelados de la Iglesia; y sobre la cercanía con los cristianos en varias zonas convulsionadas del mundo.

IrakPersonas_FacebookAmigosDeIrak_1

En su discurso, el Santo Padre se refirió de manera especial a los conflictos que actualmente se dan en Irak y Siria, en donde los terroristas del Estado Islámico están exterminando a los cristianos sin que las fuerzas internacionales hagan algo para detener la masacre de miles de fieles y el éxodo de muchos otros; y a la guerra que enfrenta a los ucranianos y a los separatistas pro-rusos en la que ya han muerto más de cinco mil personas.

El Santo Padre agradeció de manera particular a “ustedes, hermanos, que vienen de las tierras ensangrentadas de Siria, Irak, así como de Ucrania. En el sufrimiento que están viviendo con su gente, ustedes experimentan la fuerza que viene de Jesús Eucaristía, fuerza para ir adelante unidos en la fe y en la esperanza”.

“En la celebración cotidiana de la Misa estamos unidos a ustedes, rezamos por ustedes ofreciendo el Sacrificio de Cristo. De él toman fuerza y significado también las múltiples iniciativas de solidaridad en favor de sus Iglesias”, aseguró el Papa.

En el Aula Pablo VI, el Pontífice dijo que “el carisma de la unidad propio de la Obra de María (Focolares) está fuertemente anclado en la Eucaristía, que le confiere su propio carácter cristiano y eclesial”.

ei siria

“Sin Eucaristía, la unidad perdería su polo de atracción divino y se reduciría a un sentimiento y una dinámica solamente humana, psicológica, sociológica. Al contrario, la Eucaristía garantiza que en el centro esté Cristo y que sea su Espíritu, el Espíritu Santo, el que mueva nuestros pasos y nuestras iniciativas de encuentro y de comunión”.

El Pontífice subrayó que “como obispos, reunimos a las comunidades en torno a a eucaristía, a la doble mesa de la Palabra y del Pan de vida. Éste es nuestro servicio y es fundamental”.

“El obispo es principio de la unidad en la Iglesia, pero esto no se da sin la eucaristía: el obispo no reúne al pueblo en torno a la propia persona, o a las propias ideas, sino en torno a Cristo presente en su Palabra y en el Sacramento de su Cuerpo y Sangre”.

Sobre el mismo tema, Francisco indicó que “en la escuela de Jesús, buen Pastor hecho Cordero inmolado y resucitado, el Obispo reúne las ovejas a Él confiadas ofreciendo su vida, asumiendo Él mismo una forma de existencia eucarística”.

“Así el Obispo, conformado en Cristo, se transforma en Evangelio vivo, en Pan roto para la vida de muchos con su predicación y testimonio. Quién se nutre con fe de Cristo Pan vivo es empujado por su amor a dar vida por los hermanos y a salir, y a andar a encontrarse con quien es marginado y despreciado”.

Para terminar, los animó “a llevar adelante vuestro trabajo en favor del camino ecuménico y del diálogo interreligioso. Os agradezco la contribución que dais para una mayor comunión entre los distintos movimientos eclesiales”.

Hasta el viernes 6 de marzo se celebra el 38° Congreso de Obispos amigos del movimiento. Se desarrolla en Castelgandolfo (a las afueras de Roma) con el título “Eucaristía, misterio de comunión” y participan 60 obispos de 35 países distintos.

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario