El Estado Islámico trata a las mujeres y niñas como mercancías

Varios documentos acreditan que los milicianos usan a las prisioneras como esclavas sexuales
Por Iván de Vargas

mujerMADRID, 11 de diciembre de 2014 (Zenit.org) – Un manual enseña a los seguidores del autoproclamado Califato a tratar a las mujeres como auténticas mercancías. El documento, llamado ‘Su’al wa-Jawab fi al-Sabi wa-Riqab’ (Preguntas y respuestas sobre la toma de cautivas y esclavas), ha sido publicado por la Biblioteca Al-Himma, la editorial del Estado Islámico (EI), con fecha del mes de Muharram de 1436 (mediados de octubre a noviembre de 2014).

La existencia de la guía se ha conocido casi una semana después de que el papa Francisco, junto a líderes de diversas confesiones religiosas, haya pedido el fin de la esclavitud moderna y la trata de seres humanos antes de 2020. “La explotación física, económica, sexual y psicológica de hombres y mujeres, niños y niñas actualmente encadena a decenas de millones de personas a la deshumanización y a la humillación”, enfatizó el Santo Padre, en su discurso pronunciado en español. “No obstante el esfuerzo de muchos –dijo el Pontífice– la esclavitud sigue siendo un flagelo atroz presente a gran escala en todo el mundo”. “Todos somos reflejo de la imagen de Dios y estamos convencidos de que no podemos tolerar que la imagen de Dios vivo esté sujeta a la trata más aberrante”, concluyó el Obispo de Roma.

Editado en forma de cuestionario, el manual responde a preguntas como “¿Se puede adquirir a dos hermanas al comprar esclavas?”. En uno de sus 27 puntos, recoge a partir de qué edad se puede violar a una menor. El EI permite también que una mujer sea “propiedad” de varios hombres, que deberán llegar a un acuerdo para “usarla”. Además, “es posible golpear a las prisioneras” aunque sólo como medida disciplinaria. Según ha explicado el Centro de Control de la Amenaza Yihadista y Terrorista (JTTM), ante la ola de indignación que ha provocado el uso de las prisioneras como esclavas sexuales, la guía pretende dar una serie de directrices a los guerrilleros.

“Algunas yazidíes secuestradas han sido llevadas a Siria y vendidas como ‘botín de guerra’ en mercados en lugares por todo Raqqa. Vistas como bienes, estas mujeres y chicas están prisioneras en casas, sometidas a esclavitud sexual”, confirmaba, hace dos semanas, un informe de la Comisión de Investigación sobre Siria de la ONU, titulado “Regla del terror: Vivir bajo el ISIS en Siria”.

“Mientras algunas mujeres parecen haber sido vendidas a individuos de Raqqa, otras son mantenidas en lugares de descanso en áreas urbanas. Aquellas retenidas por el ISIS están sufriendo violaciones a manos de múltiples combatientes que regresan del frente”, destaca el documento. Asimismo, la ONU recopila testimonios de matrimonios forzosos de menores de hasta 13 años con milicianos, así como “abusos horribles” a mujeres y niñas.

Los yihadistas creen estar en su pleno derecho de utilizar a las cautivas para comerciar con ellas. En un número reciente de la revista oficial, Dabiq, el Estado Islámico presumía de ello: “Tras su captura, las mujeres y los niños yazidíes fueron repartidos de acuerdo con la ‘sharia’ entre los luchadores que participaron en las operaciones de Sinyar. Después, un quinto de los esclavos fue transferido a las autoridades del EI para ser repartidos como ‘khum’ [botín de guerra]”, señala la publicación.

La compraventa de esclavas en el Califato Islámico parece una realidad indiscutible. Los líderes de la organización fundamentalista, de hecho, han llegado al extremo de emitir una lista de precios oficiales en función de la edad de la mujer, más cara cuanto más joven. En el mercado de Mosul, las niñas cristianas y yazidíes de uno a nueve años se han vendido al precio de 172 dólares americanos, según ha informado recientemente Iraqi News. “En el nombre de Alá, el Compasivo y misericordioso hemos recibido noticias de que en los mercados de ganado y mujeres la demanda se ha reducido drásticamente y esto afectará a los ingresos del Estado Islámico, así como la financiación de los muyahidin en el campo de batalla. Hemos hecho algunos cambios. A continuación se presentan los precios de mujeres cristianas y yazidíes”, explica el texto en árabe.

Los principios y leyes del grupo extremista han consternado por igual a creyentes y no creyentes. En esta línea, más de 120 ulemas y líderes musulmanes de todo el mundo han rechazado las acciones de los radicales del Estado Islámico y han condenado su perversa interpretación del islam.

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario