Una historia escalofriante

El otro día hablamos con una señora que nos contó la siguiente historia.

Ella es musulmana sunita, viuda de un chiita. Sus hijos son chiitas porque es común aquí que sigan la religión del padre.

854151_1

Esta señora llamó por teléfono a unos parientes que están en el norte, y le dijeron lo siguiente: que ellos están con el EIIL (los terroristas que han tomado parte del país), que se vienen hacia Bagdad para tomarla, y que van a ejecutar a todos los que no recen de acuerdo a sus costumbres (no hay tantas diferencias doctrinales entre esos dos grupos musulmanes sino más bien en cosas como a qué autoridad deben obediencia, a qué horas rezar, con cuales posturas, etc.).

Ella espantada les preguntó cómo podían pensar así, pero no sirvió de nada.

Esta historia es escalofriante porque muestra la mentalidad que está detrás de las masacres (en todas las ciudades que toman realizan ejecuciones sumarias) y porque ni siquiera el cariño familiar les sirve de freno. Le estaban diciendo (y la señora lo entendió perfectamente) que si sus hijos no cambiaban los iban a matar.

Evidentemente esa conversación implicaba también a los cristianos, y por eso la mujer nos contó a nosotros la historia.

¡No dejen de rezar por esta gente!

Que Dios los bendiga,

P. Luis Montes VE

Etiquetado , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario